Seguidores ,Una parte de mi ♥

sábado, 19 de noviembre de 2011

Hay episodios de nuestra vida que queremos que acaben lo antes posible, que queremos olvidar o como mucho guardarlos en un cajón escondido de nuestra memoria y tirar la llave a un río. En cambio otros, no queremos que acaben jamás, queremos vivir por siempre en esas situaciones que ahora sólo son momentos convertidos en hielo que están en mi memoria, queremos quedarnos paralizados, disfrutando al máximo de aquello.
Pero si somos realistas, nos damos cuenta que no existe una máquina del tiempo que nos haga ir al pasado para volver a esos momentos tan maravillosos o una que nos lleve al futuro para olvidar lo antes posible eso que tanto daño nos ha hecho.
Si algo he aprendido en la vida es que hay que enfrentarse a las cosas malas, plantarles cara y vencerlas, y las buenas, disfrutarlas a cada segundo, al máximo, porque por desgracia o por ventaja, todo se termina acabando.

No hay comentarios: